23 mayo 2018

Escaleras sin fin



Escalera de edificio cartagenero de principios del siglo XX.
Una de mis debilidades son las escaleras de los edificios. Tengo centanares de fotografías de ellas. Muchas de ellas ya modificadas, reformadas o directamente demolidas.


Falta mucho para todos tengamos la sensibilidad necesaria para que estas cosas no se pierdan, aunque no estén protegidos. Sin ir más lejos, esta escalera no está protegida.


En esta escalera todo está pensado y se aprecian los detalles de los artesanos e industriales que participaron en su construcción. Como pasa en casi todas ellas, están diseñadas para que la luz del lucernario cenital llegue hasta la planta baja. El foto se puede apreciar cómo llega la luz a toda la escalera.


En los zócalos laterales que recorren la escalera se puede apreciar un estuco al fuego imitación mármol rojo, de los pocos que van quedando en Cartagena, pues suelen acabar pintados por desconocimiento del valor que tienen.


Y por supuesto la magnífica barandilla de forja que recorre la escalera de forma ininterrumpida como si no tuviera fin, todo ello acompañado del interminable pasamanos como si de una pieza se tratara.


Podríamos estar horas detallando el trabajo de esta escalera, con grandes valores patrimoniales desconocidos o no apreciados.


(C) JARM

21 mayo 2018

Rincones cartageneros. Viviendas sin protección pero encantadoras



La casa cartagenera. He aquí un ejemplo de esas casas cartageneras a caballo entre el siglo XIX y el siglo XX. Las grandes viviendas burguesas se situaban en la primera planta, pero cuando el edificio tenía cierta importancia, incluso las viviendas superiores tenían detalles que denotan la calidad del mismo. La mayor parte de los elementos que cubrían estas viviendas se han ido perdiendo con el tiempo, como los empapelados o los moldurados pintados del techo.


Cuando los edificios no están protegidos, pocos son capaces de apreciar los valores patrimoniales que tienen. Parece que si no es BIC, no tiene valor, y ese es uno de los principales males de nuestro patrimonio. No es este caso, en el que, por suerte la vivienda está bien conservada y mantiene tanto las molduras del techo, aunque repintadas, y los magníficos suelos de mosaico Nolla.


Podéis fijaros bien en un detalle que se aprecia muy bien en la fotografía. Se trata de la micro-textura original de la cerámica Nolla. Esa micro-textura hace que la luz que entra por la ventana no altere el dibujo del pavimento. Si estuviera pulido, se perdería el dibujo por los reflejos. De ahí la importancia de NO PULIR estos suelos.


Gracias a Alex por permitirme disfrutar de este magnífico rincón de nuestro patrimonio cartagenero.


(C) JARM

18 abril 2018

Escalera Casa Alessón



Una de las cosas que más me gusta hacer cuando visito un edificio es fotografiar la escalera. Desde Bilbao hasta Cartagena tengo centenares de escaleras, desde sencillas hasta de decoración abrumadora.


Traigo esta noche un ejemplo de Cartagena que no sabemos si se estará conservando. Hasta hace un par de años estaba perfecta, pero lleva ya dos años en obras el edificio y no sé hasta qué punto la habrán respetado. Se trata de la escalera de la Casa Alessón, en la calle Jara, edificio modernista del arquitecto Víctor Beltrí. En la fotografía podemos ver los balaustres de fundición y cómo el pasamanos es continuo en todo su recorrido.


Los peldaños son de piedra artificial y recorre toda la escalera un zócalo también de este material. Se puede apreciar también cómo se aprovechaba el hueco de la escalera para abrir ventanas para iluminar estancias de las viviendas.


Esperemos poder disfrutar de esta escalera, de nuevo, en breve.


(C) JARM

23 diciembre 2017

Felices Fiestas





Este año traigo la tradicional foto de navidad de la calle del Carmen, pero vista desde el ángulo contrario, para divisar al fondo el árbol situado en la Plaza de España

¡¡FELICES FIESTAS!!

01 noviembre 2017

Cartagena y la Comisión Beltrí en la revista MEMORIA VIVA



Hoy, día de todos los santos, traigo una fotografía de la portada del cementerio de Los Remedios de Cartagena, que viene a colación porque también me han llegado unos ejemplares en papel de la revista de difusión de patrimonio MEMORIA VIVA, que recoge interesántes artículos relacionados con el patrimonio en toda España. Este número tiene de especial que hay un artículo, escrito por mi, dedicado a la difusión del patrimonio de Cartagena, sobre todo el modernista y cómo la Comisión Beltrí ha sabido difundir los valores a la ciudadanía. Valores que ya se pueden apreciar en la multitud de actividades que se desarrollan en torno al modernismo.

La difusión nos lleva a que el ciudadano adquiera conocimiento y, por tanto, valore lo que tiene o lo que ve, y esto ayudará enormemente a su conservación.

Podéis ver el enlace al artículo completo aquí:



O a la revista completa en PDF aquí:

12 septiembre 2017

Trencadís de lujo en Los Dolores. Cartagena



Por todos, o casi todos, es conocida la técnica del trencadís, consistente en crear paños alicatados con trozos de azulejo. Es una técnica que usó Gaudí en muchas de sus obras, aunque también lo utilizarían otros arquitectos modernistas catalanes. Esta técnica la importó a Cartagena el arquitecto de origen catalán Víctor Beltrí, aunque posteriormente lo utilizarían también otros arquitectos, como Tomás Rico.

En Cartagena, concretamente en el Barrio de Los Dolores, encontramos uno de los conjuntos más importantes de trencadís modernista de todo el levante español. Se trata del conjunto de bancos, fuentes y cenadores que pueblan el jardín del Huerto de las Bolas. Los azulejos utilizados para el trencadís son de todas las casas comerciales de la época, principalmente de la zona valenciana y de Onda. Pero destaca un conjunto de azulejos de una de las principales fábricas modernistas de la época: Hijos de Pujol i Bausis, fabricante afincado en Esplugues de Llobregat que realizaría azulejos para obras de Gaudí, Domenech i Montaner, Puig i Cadafalch o Marceliano Coquillat. Destacaría el trabajo de la fábrica para el Parque Güell, de Antoni Gaudí.

En la fotografía podemos ver, además de modelos de azulejos de Hijos de Pujol i Bausis, existen piezas de vajilla, como platos, fuentes o tazas. Todas ellas de fábricas tan importantes como Pickman de la Cartuja de Sevilla, Valarino de Cartagena o fábricas de origen chino. Toda una joya de trencadís que apenas es conocido.

(C) JARM

06 septiembre 2017

Casas Consistoriales de Mazarrón. Salón de Plenos




Las Casas Consistoriales de Mazarrón es un edificio bastante conocido pero que esconde tesoros en su interior que son menos conocidos. Por desgracia, no todas las intervenciones que ha tenido han sido del todo acertadas, pero al menos ha llegado a nuestros días en un estado muy aceptable y con elementos de decorativos que llaman la atención. Este año se cumplen 125 años de su inauguración y, con motivo de ello, se están realizando charlas y actividades relacionadas con el edificio.

Mañana, a las 21:30, daré una charla sobre los pavimentos de Nolla que tiene el edificio. La charla será en el lugar que he fotografiado, el salón de plenos. Esta sala es la más importante del edificio por tamaño, repertorio decorativo y por la historia que tiene un lugar como este, donde se decide todo lo concerniente al municipio.

En ella se puede apreciar el trabajo realizado por los artesanos para la realización de carpinterías, pinturas, empapelados (sustituidos en la última restauración), artesonados, y un largo etc.

El edificio fue iniciado por el arquitecto Francisco Ródenas,, que fallece al poco de iniciarse las obras. Lo que hoy contemplamos es obra del arquitecto Francisco de Paula Oliver Rolandi, arquitecto que tiene amplia obra en Cartagena. La mano de Oliver Rolandi se aprecia en multitud de detalles, como por ejemplo los recercados de las puertas. El edificio dispone de muchos más elementos interesantes, que mostraré en otra ocasión.

(C) JARM